Mi opinión sobre el por qué hay pocas mujeres en el sector tecnológico 👩‍🚀

¡Comparte en tus redes sociales!
Grupo diverso de mujeres sentadas alrededor de un escritorio.
Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash

Por Cleyra Uzcátegui

Llega de nuevo el 8 de Marzo y celebramos el Día Internacional de la Mujer con bombos y platillos, pero en la industria tecnológica cualquier celebración se ve ensombrecida por los números dispares de una realidad avasallante: la brecha de género.

Días atrás, el “Tech Twitter” amaneció enardecido por una pregunta de @prasoonpratham ...

Por qué en la industria de la tecnología hay más hombres que mujeres ⁉️

La pregunta arrojada a la tuitósfera por @prasoonpratham generó un efecto bola de nieve de respuestas a favor, en contra, de odio y de burla que llevaron al autor a disculparse y —siguiendo los consejos de su madre— a borrar el tweet, para darle fin a la discusión de un tema tan polémico.

tuit de @prasoonpratham
Tweet de @prasoonpratham: “Por Qué en La Industria De La Tecnología (Generalmente) Hay Más Hombres Que Mujeres”.

En mi caso, no me molestó tanto la pregunta como las respuestas:

“The only problem with women in tech is that they’re not interested in it”

“Woman are people person instead of tech person”

“Is the way human brains are wired.”

Quiero aclarar a los autores de las desafortunadas afirmaciones anteriores:

⚠️ NO HAY NADA MALO CON NUESTROS CEREBROS, ¡TU DOMINIO ES LO QUE NOS MANTIENE FUERA DE ESTE CAMPO!  

Y la aclaración va así, en mayúsculas y negritas, porque leer este tipo de frases me sube la tensión y me baja las energías. Dejen a un lado ya toda esa patanería y ese discurso, estamos CANSADAS de lidiar con tanta toxicidad en la industria.

*Respiro* 😮‍💨

Luego de un merecido desahogo, quiero aclarar otro punto: las mujeres fueron las que originaron el campo de informática. Para conocer más sobre la historia de las pioneras de la programación y adentrarse en cifras sobre la brecha de género, les dejo un post previo: Mujeres en la industria de la tecnología y la brecha de género 💪

Mi opinión sobre el por qué de la brecha tecnológica 👩‍💻

Aprovecho de compartir una lista de las razones del gap de género en la industria, según opiniones recogidas de otras colegas en el podcast, algunas lecturas de estudios y cifras sobre la brecha de género mencionadas en este post, y mi experiencia en el campo.
  • La industria de las PCs excluyó a la mujer en la década de los años 80’s/90’s.
  • A las mujeres a menudo se les paga menos, se les acosa y ataca.
  • Rotos sistema de reclutamiento que no promueven la diversidad e inclusión.
  • Escasez de ‘role models’ femeninos.
  • Deficientes políticas de permiso de maternidad.
  • ‘Bro culture’ y ambiente masculino tóxico.
  • Escuelas de Informática no “targueteando” a mujeres.
  • El problema empieza en el hogar, cuando regalan muñecas a las niñas y regalan kits de ciencia y videojuegos a los niños.

Enseñar a las niñas valentía, no perfección. 🙅‍♀️

En el episodio de Ariane Jurado De Bilbao (@Ari_Reinventada en Twitter), conversamos sobre su viaje desde la enfermería a la programación a través de un Bootcamp de desarrollo.

Ari nos contó que veía cómo los hombres durante la búsqueda de su primer rol en IT, generalmente, aplicaban a todas las oportunidades laborales aunque no cumplieran con todos los requisitos estipulados en el perfil del candidato. Por el contrario, las mujeres esperaban a cumplir con todos los requisitos para atreverse a aplicar por una posición.

En el episodio, De Bilbao nos explicó como ella se percató de este comportamiento y decidió torcerle el cuello al lugar común, para —después de inyectarse una buena dosis de valentía— atreverse a aplicar por cuanta oportunidad laboral le interesara, a pesar de no cumplir con todos los requisitos. Así fue como Ari consiguió su primer rol en la industria. 🙌

Por otra parte, está el caso de Reshma Saujani. Esta mujer valiente en su TED talk nos cuenta la historia de cómo se postuló a congresista en New York —teniendo todos los números en contra— y como perdió en las elecciones, pero se dio cuenta que era la primera vez en sus 33 años que había hecho algo realmente valiente, donde no se preocupaba por ser perfecta.

Pero no se confundan, esta sección del post no es para hablar de autoayuda o de cómo manejar el fracaso y seguir adelante, no.

Al igual que Reshma y Ari, me doy cuenta como muchas mujeres —incluyéndome a mí misma— en muchas oportunidades nos inclinamos a tomar decisiones o a escoger carreras y profesiones en la que estamos seguras vamos a ser excelentes. Y no es un comportamiento sorprendente.

Como explica Saujani:

“A las niñas se nos enseña a jugar seguro, sonreír bonito, sacar excelentes notas… a los niños, por otro lado, se les enseña a jugar rudo, columpiarse alto, a gatear hasta la cima del pasamanos y después saltar.”

En resumen, Reshma plantea que educamos a nuestras niñas para ser perfectas y a nuestros niños para ser valientes —La socialización de la perfección—.

Algo para reflexionar… ¿No?

Aprender a Programar es para valientes. 🤸‍♀️

Cualquiera que diga “Aprender a programar es fácil” les está mintiendo. Soy de las creyentes de cualquier persona puede aprender a programar, sí, pero no es un proceso fácil.

En el año 2018, tomé la difícil decisión de dejar mi trabajo y convertirme en una estudiante de programación a tiempo completo. La decisión más valiente y aterradora de mi vida 😱.

Me inscribí en un intenso bootcamp de 16 semanas para convertirme en programadora full stack, y lo logré. Al mes de graduada conseguí mi primer empleo como Software Developer.  En esta entrada cuento mi travesía: De bibliotecaria a programadora en 20 semanas.

Lo aprendido en este difícil y satisfactorio proceso fue que programar es un proceso interminable de ensayo y error, requiere de manejo de frustración, de una lucha constante contra el síndrome del impostor, y sobre todo requiere de mucha perseverancia e imperfección. 

La importancia de los “rols models” femeninos. 👩‍🎤

Después de un par de años, me hace inmensamente feliz ver cómo tres amigas de mi círculo cercano han iniciado su viaje al desarrollo de software (en el momento en el que escribo estas líneas, una cuarta amiga se lo está pensando 🥳).

En una oportunidad, tuve el placer de entrevistar a unas de ellas para el podcast. Delia Paternina Moore, venezolana y programadora en la compañía de transporte escocesa SPT, nos habló de su viaje desde el primer trabajo como barista en Reino Unido, hasta convertirse en software developer.

Ya para ir cerrando este post, a manera de conclusión:

👉🏼 No solo debido a la dominación sino también al déficit de valentía, las mujeres están infrarrepresentadas en STEM, en board directivos, en el congreso, en start ups, en grandes compañías tecnológicas y en casi cualquier lado donde miremos.

👉🏼 A la comunidad tecnológica, en particular a los caballeros autores de los tweets anteriores, les pido estén conscientes que una gran parte de la población mundial —especialmente las minorías o grupos infrarrepresentados— deben afrontar dificultades mayores que el resto a la hora de estudiar o ejercer profesiones relacionadas con la ciencia y la tecnología.

👉🏼 La desigualdad de género es un problema lleno de aristas en el que todos debemos involucrarnos si aspiramos a una sociedad más justa, diversa e inclusiva.

👉🏼 En el ámbito individual, se me ocurren algunas acciones para intentar contrarrestar esta situación:

❌ No convertirnos en individuos que fomenten la discriminación.

❌ No minimizar el problema.

❌ Evitar hacer suposiciones sobre las preferencias, intereses y conexiones neuronales del cerebro de las mujeres.

✅ Prestar atención a las quejas de mujeres en relación a situaciones de discriminación, acoso y desigualdad.

✅ Visibilizar el legado de la mujer en el campo del STEM.

✅ Fomentar la construcción de equipos diversos e inclusivos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Síguenos en Twitter